Los Colores en el Plato

Xocoatl (chocolate) el alimento de los Dioses

0 Flares 0 Flares ×

Historia del chocolate

El cacao, un árbol tropical que se conoce científicamente como Teobroma cacao.

Su nombre procede del griego “Theos” que significa Dios y “broma” alimento.

Linneo le dio este nombre, debido a la importancia que esta planta tenia para los nativos americanos.

Cuenta la historia, que sólo los dioses conocían su existencia y que el dios Quetzacoal bajó del cielo y trajo el cacao a los hombres, como un regalo. Los demás dioses, enojados por la revelación del secreto, lo expulsaron, teniendo que vivir apartado el resto de su existencia.

Realidad y ficción se mezclan a la hora de averiguar el origen de su uso. Los mayas y los Olmecas casi al mismo tiempo, lo preparaban como brebaje, y su manteca era utilizada, para curar heridas.

Moctezuma, lo daba a beber a sus guerreros para infundirles valor, y terminada la batalla, lo tomaban como revitalizante, utilizándose también para agasajar a los dioses y a la élite. Hernán Cortés y sus hombres, fueron recibidos por Moctezuma con Chocolat o xocoatl, como si fueran dioses.

Contaba Hernán Cortés a su rey en España, que sus semillas eran moneda de cambio entre los indígenas.

Chocolate

Aztecas preparando chocolate

Es a principios del siglo XVI, cuando se conoce en España, y un siglo más tarde, su conocimiento se extiende a otros países europeos, como Francia e Inglaterra.

Aunque muy diferente de la preparación original, el chocolate sigue gozando de un sitio preferente en nuestros hábitos sociales y está presente, en muchas de nuestras celebraciones, felicitaciones, conquistas, amores y desamores y, todo ello debido a que sus propiedades son muchas y algunas muy saludables.

Beneficios del chocolate

Es una planta que estimula los procesos mentales y emocionales. Sus semillas contienen bases xánticas (teobromina 1-2%), utilizada para levantar estados de astenia, cansancio y estados anímicos bajos y en algunas variedades de cacao hay también cafeína (0,15-0,17%). Es un buen antioxidante por su alto contenido en flavonoides que se potencian si lo acompañamos de té o frutas cítricas y tiene gran cantidad de taninos (7-8%), además de materias albuminoides y grasas.

Cómo tomar el chocolate

Lo ideal es tomarlo más bien negro (más del 50% de pureza), sin grasas añadidas, con poca azúcar y sin leche, pues de lo contrario se perderían muchas de sus propiedades y además aumentaría mucho el valor energético del alimento.

Si lo hacemos a la taza, en la cocción se puede añadir una corteza de naranja o mandarina, de este modo se consigue que, el aceite esencial que se extrae de la corteza de estos cítricos (limoneno), aporte un extra de alegría al consumirlo.

Y, para los que deseen tomarlo como estimulo de esa libido maltrecha, se le puede añadir un palo de canela, haciendo la bebida más carminativa y afrodisíaca ¡que a nadie le amarga un dulce! y menos en estas fechas.

Tomado con moderación, degustándolo lentamente, será un placer de dioses; pero su abuso nos puede pasar factura!

Artículo de Maria R. Peña

Etiquetado en:,

Deja un comentario

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×